Lebrija, en el centro del Flamenco

Sorteando, como tantas otras veces, las dificultades del camino, Lebrija se prepara, con impulso y entusiasmo renovados, para vivir una de las citas culturales más importantes de Andalucía: la Caracolá lebrijana, señero festival flamenco que cumple, en 2021, nada menos que cincuenta y seis años de emocionante historia. Más de medio siglo subiendo a sus escenarios a lo mejor del arte jondo local y foráneo. Lebrija es una estación en la que todos los artistas quieren detener sus pasos, al menos, una vez en la vida.
 
Los días 9 a 17 de julio de 2021, la Caracolá celebrará una nueva y especial edición. La viviremos con la emoción y las expectativas que supone esta especie de reencuentro con nuestra forma de sentir y vivir el flamenco como arte vivo, en el teatro y al aire libre, en contacto directo con los creadores y creadoras y con su inagotable poderío artístico. Y como es costumbre en nuestra tierra, daremos las gracias en forma de Caracol de oro, la máxima distinción otorgada por nuestro festival. En esta ocasión será Pedro Peña Fernández la persona que reciba honores, respeto y admiración. Polifacético como pocos, Pedro Peña es memoria viva de nuestro festival, además de cantaor, guitarrista, investigador y creador flamenco.
 
Ante el creciente público de nuestro festival se despliega una invitación siempre suculenta: la de saborear el flamenco de Lebrija y su peculiar son. Y ello, llevados en los brazos de excelentes figuras que perpetúan el mensaje de nuestro flamenco, un bien cultural que nos identifica como personas arraigadas a nuestro paisaje cultural. Los Malena, José Valencia, Pepe Montaraz, Concha Vargas, Fernanda Carrasco, Pedro María Peña y Dorantes, entre otros artistas de dentro y fuera de Lebrija, nos recordarán por qué amamos este arte llamado flamenco. Una vez y siempre, recordaremos a nuestro añorado Juan Peña el Lebrijano, con la proyección de un documental dedicado a su aportación. Y, cómo no, disfrutaremos de diversas actividades encaminadas a poner en valor la carrera profesional y personal de nuestro Caracol de oro, Pedro Peña Fernández.
 
Así, Lebrija queda dibujada en el centro mismo del arte flamenco, con la memoria de lo vivido y la emoción de lo mucho y bueno que está por venir en este año que - os lo aseguro - será muy especial para nuestro flamenco. Tengan todos y todas una feliz Caracolá.  


JOSÉ BENITO BARROSO SÁNCHEZ
ALCALDE DE LEBRIJA